• Gaby

SIBO: Sobrecrecimiento Bacteriano Intestinal. Una de las claves para entender la disbiosis...

Artículo escrito por Anna Esteve @annaesteve.nutricion,

Nutricionista y enfermera del #equiponutrigaby y experta en salud digestiva


¿Qué pasaría si de pronto empiezan a crecer y colonizar bacterias en lugares donde no deberían estar?


El sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado es una acumulación de bacterias en el intestino delgado. Se refiere al crecimiento excesivo de bacterias que normalmente viven en el tracto gastrointestinal pero que crecen de manera anormal en un lugar inapropiado del intestino.


Como se trata de un desequilibrio de bacterias en un ecosistema concreto, diríamos que se trata de un tipo de disbiosis como puede ser la Candidiasis y Parasitosis, Sin embargo, la mayoría de veces nos encontramos con distintos tipos de disbiosis o desequilibrio de microorganismos, es decir, normalmente existe combinación de SIBO + Cándida o SIBO + parásitos.



Te lo explico mejor, en sujetos sanos la superficie epitelial del intestino delgado no es colonizada. A veces, pequeños grupos de bacterias pueden encontrarse a nivel del lumen intestinal. Cuando por circunstancias diversas, este número de bacterias aumentan en exceso, darán lugar a una patología llamada SIBO o sobrecrecimiento bacteriano del intestino Delgado.


Muchos autores consideran que existe SIBO cuando el número de bacterias es igual o mayor a 105 millones de unidades formadoras de colonias (CFU) por ml encontradas en el aspirado de la parte proximal del yeyuno. En la actualidad se cuestiona esta cifra, tras las investigaciones realizadas por algunos autores del contenido proximal de yeyuno, obtenido por aspiración en sujetos sanos. Tras el oportuno estudio de estos aspirados, algunos consideran que la cantidad normal de bacteria sería igual o inferior a 103 CFU por ml.

CONSECUENCIAS Y SÍNTOMAS:

El aumento de bacterias y otros microorganismos a nivel de intestino delgado tiene consecuencias orgánicas que se traducen en síntomas muy molestos.

  • Se produce un deterioro de las vellosidades de la mucosa intestinal resultado de los compuestos y toxinas generadas por las bacterias patógenas que incrementan la producción de citoquinas inflamatorias.

  • El deterioro de estas microvellosidades nos puede llevar a malabsorción de nutrientes y disminución de enzimas con resultado de intolerancias como fructosa/sorbitol, lactosa o histaminosis.

  • Aumento de la permeabilidad intestinal: La rotura de los enlaces permitirá el paso de alimentos sin digerir, toxinas y microorganismos que darán lugar a alteraciones inmunológicas y de autoinmunidad.

  • Los proceso de fermentación darán lugar a la producción de diferentes gases, según el tipo de bacterias que contenga el intestino delgado, tales como, hidrogeno, metano y sulfuro de hidrógeno. Metano se relaciona con estreñimiento por producir enlentecimiento de los movimientos intestinales, lo que favorecerá el sobrecrecimiento bacteriano. Todos estos mecanismos darán lugar a un deterioro de las microvellosidades de los enterocitos y a una rotura de la integridad de la mucosa intestinal.

  • El SIBO se relaciona con patologías que van desde una parasitosis, H.Pylori, Cándida a otras mucho más complejas como el Parkinson o la depresión. Es complicado establecer qué aspecto de desequilibra primero, qué es causa y qué es consecuencia, pero en muchísimos trastornos encontramos un sobrecrecimiento bacteriano.


RESUMEN DE SÍNTOMAS:

· Dispepsia

· Flatulencias situadas en la parte superior del abdomen.

· Sensación de saciedad precoz.

· Diarrea/Estreñimiento

Otras manifestaciones clínicas:

· Pérdida de peso.

· Esteatorrea

· Deficiencia de vitaminas(A, D, E, K)

· Vitamina B12

· Ferritina

· Exceso de folato

· Hipoproteinemia o hipoalbuminemia.

· Disminución de la absorción de la xilosa.

¿Por qué aparece el SIBO?


Dejo este apartado para el final, porque quiero que nos quedemos con esto. El SIBO no aparece porqué sí, ni es una patología que ha surgido como una seta. Hay algunas causas que son más difíciles de controlar pero muchas otras tienen que ver con nuestras conductas. Vamos a verlas una por una.


Causa 1: Disminución del ácido clorhídrico en el estómago: Nuestras secreciones gástricas ayudan a realizar parte de la digestión pero también a eliminar algunas bacterias patógenas. El ácido puede verse disminuido por un abuso de inhibidores de la bomba de protones tipo Almax, u omeprazol y por un exceso de estrés que paraliza las funciones de secreción gástrica.

Causa 2: Disminución de la cantidad de sustancias bacteriostáticas en las secreciones pancreáticas y biliares.

La disminución de la secreción exocrina pancreática se puede producir por diferentes enfermedades que pueden afectar a esta glándula. Se puede valorar determinando la llamada elastasa fecal. Entre las principales enfermedades que pueden producir esta disminución. tenemos:


– Pancreatitis crónica

– Fibrosis quística del páncreas

– Pancreatitis autoinmune.


Causa 3: Disminución de las inmunoglobulinas lo que reduce la capacidad de defensa del sistema inmune ante agresores o aumento de bacterias.

Causa 4: Alteraciones de los movimientos intestinales relacionado con los periodos de ayuno: En los periodos de ayuna se produce en el intestino delgado unos movimientos llamados “los complejos motor migratorios cuya finalidad es limpiar nuestro intestino delgado de restos alimenticios y bacterias, y sabemos que las alteraciones de la motilidad intestinal predisponen a padecer SIBO.

Hace unos años se puso de moda recomendar las 5 comidas al día pero nada más negativo para este mecanismo natural de limpieza intestinal.


Una pauta a tener en cuenta es dejar algunos periodos de 4 horas entre algunas comidas, para que durante el día haya periodos de ayuna y estas ondas se puedan producir.


Causa 5: Alteraciones anatómicas del intestino delgado.

Causa 7: Enfermedades como enfermedad de Crohn, enteritis por radiación, esclerodermia, la celiaquía, la neuropatía autónoma en diabetes mellitus.

Causa 6: Síndrome del asa ciega, el cual ocurre cuando parte del intestino delgado forma un asa que los alimentos eluden durante la digestión. La presencia de ese asa puede determinar que la movilidad de los alimentos sea anormal.

Causa 8: Alteraciones de la válvula íleo-cecal Otra causa importante de SIBO. Cuando este mecanismo falla, por problemas funcionales o por resecciones quirúrgicas de la válvula, las bacterias del colon ascendente pasarían al íleon y darían lugar al sobre crecimiento bacteriano a este nivel.


Imagino que llegados a este punto te estarás preguntando:


¿Y cómo se elimina el SIBO o se devuelve el equilibrio a nuestras bacterias?


No te voy a engañar, es un proceso que a veces, puede ser largo. Lo primero es identificar si hay alguna causa importante que lo esté ocasionando. Después, es importante saber ante qué tipo de SIBO estamos y si va acompañado de otros tipos de disbiosis. Hay SIBOS muy resistentes que necesitarán de tratamiento médico como la Rifaximina y/o Neomicina, no obstante, los estudios nos dicen que el tratamiento con herbáceos puede tener efectos igual de prometedores y sin tantos efectos secundarios.


Existen protocolos específicos con extractos herbales, procinéticos y probióticos que devuelven el equilibrio a nuestro intestino.

Como ves el SIBO es un desequilibrio más complejo de lo que parece y es imprescindible que sea tanto un profesional especializado en el tema quién lleve tu proceso de mejora, que valore todos tus síntomas, que haga pruebas si es necesario y que te dé las herramientas que necesitas para recuperar tu salud.


Desde el #equiponutrigaby trabajamos y abordamos el SIBO y la disbiosis con una perspectiva holística e integrativa que abarca alimentación, suplementación específica y modificaciones en el estilo de vida (movimiento, descanso, ayuno, ritmos biológicos) y sobre todo APOYO y coaching, entendiendo que, estos procesos requieren sobre todo paciencia, constancia y confianza...


Esperemos que te haya sido de utilidad este artículo escrito por mi compañera Anna.


Anna Estéve @annaesteve.nutricion



BIBLIOGRAFÍA:

Referencias bibliográficas

1)- Digestive Diseases and Sciences. December 2002, Volume 47, issue 12, pp 2639–2643|Lower Frequency of MMC Is Found in IBS Subjects with Abnormal Lactulose Breath Test, Suggesting Bacterial Overgrowth. Authors , Mark Pimentel, Edy E. Soffer, Evelyn J. Chow, Yuthana Kong and Henry C. Lin.

2).- Dig Dis Sci (2015) 60:1195–1205 DOI 10.1007/s10620-014-3435-5 Autoimmunity Links Vinculin to the Pathophysiology of Chronic Functional Bowel Changes Following Campylobacter jejuni Infection in a Rat Model Mark Pimentel • Walter Morales • Venkata Pokkunuri • Constantinos Brikos • Sun Moon Kim • Seong Eun Kim • Konstantinos Triantafyllou • Stacy Weitsman • Zachary Marsh • Emily Marsh • Kathleen S. Chua • Shanthi Srinivasan • Gillian M. Barlow • Christopher Chang

3).- World J Gastroenterol. 2010 Jun 28; 16(24): 2978–2990. Small intestinal bacterial overgrowth syndrome Jan Bures, Jiri Cyrany, Darina Kohoutova, Miroslav Förstl, Stanislav Rejchrt, Jaroslav Kvetina, Viktor Vorisek, and Marcela Kopacova

4).- J Neurogastroenterol Motil. 2012 Oct; 18(4): 434–442. Published online 2012 Oct 9. doi: 10.5056/jnm.2012.18.4.434 Role of Cytolethal Distending Toxin in Altered Stool Form and Bowel Phenotypes in a Rat Model of Post-infectious Irritable Bowel Syndrome. Venkata Pokkunuri,1 Mark Pimentel,1 Walter Morales,1 Sam-Ryong Jee,1 Joel Alpern,1 Stacy Weitsman,1 Zachary Marsh,1 Kimberly Low,1 Laura Hwang,1 Reza Khoshini,1 Gillian M Barlow,1 Hanlin Wang,2 and Christopher Chang.

5) www.sibo.info.

0 vistas

©2019 por Nutrigaby. Nutricionista Gabriela Pocovi. Creada con Wix.com