©2019 por Nutrigaby. Nutricionista Gabriela Pocovi. Creada con Wix.com

Bienvenid@ a mi lado humano...

Un espacio donde más que mis títulos, te muestro que como tú, soy una humana más que ha atravesado los mismos problemas...


Soy Venezolano - Española nacida  en el Oriente y las costas de Venezuela (de allí, mi foto que hace honor a mis raíces), rodeada de mar y montañas en una familia que desde siempre me ha hecho sentir apoyada️.

Mi madre es química y mi padre tecnólogo de alimentos pero además aman cocinar con una mezcla europea latina genial por lo que la buena comida llena de sabores y el auto-cuidado siempre estuvieron presentes.


Desde pequeña crecí rodeada de remedios caseros hechos con áloe, miel y e infusiones de muchas plantas para aliviar casi cualquier malestar... de pequeña bromeaba porque mi madre todo lo curaba con un aceite caliente y una infusión y sin quererlo ahora soy igualita ( o peor...) 

Creo que por eso, desde pequeña me interesó la salud , y a pesar de que quise ser médico (me encantaba y todavía me encanta la sangre y esas cosas ) , en el camino las manzanas  se volvieron más interesantes...

Siempre he sentido que soy un poco diferente a lo "común", curiosa, nerviosa, un poco hiperactiva e impulsiva, hipersensible pero al mismo tiempo un poco arisca, son palabras que me definen muy bien.

Me gradué de Nutricionista  en la Universidad Central de Vzla en el 2011, pero me pasé toda la carrera cuestionando si eso realmente funcionaría (y que razón tenía), porque luego la práctica te enseña a quitarte muchos conceptos.

Cómo la vida te pone en el camino lo que debes trabajar me regaló varias perlitas (hipotiroidismo, intestino irritable, ovario poliquistico, intolerancias, anorexia) que me motivaron a seguir explorando "qué me pasaba".

Llevaba tiempo comiendo aparentemente “saludable” (frutas, vegetales, cereales con fibra, proteínas magras, claras de huevo y todo sin aceite ¿te suena familiar?, me ejercitaba , y había mantenido por muchos años un peso regular.


¿Qué estaba fallando para sentirme constantemente tan mal?


Los médicos se empeñaban en que el tratamiento era controlar mi desajuste hormonal a través de anticonceptivos y otros fármacos (lo cual no sonaba nada lógico para mi).


Eso me llevó a profundizar en mis emociones, y en estudiar más la nutrición personalizada desde un enfoque holístico (cuerpo + mente) 

a través de una especialización y estudios de coaching y psicología positiva. Todo esto ayudó enormemente a volver a sentirme bien y recuperar mi salud. 

Desde el 2013 empecé a vivir la experiencia de tratar a pacientes en consulta lo que me movió a curiosear en el tema de la inmunonutrición y la MICROBIOTA cuando en el aquel tiempo era casi innombrable.


Trabajar también con equipos médicos de  ginecología, medicina biológica, psicoterapia, endocrinologia y fertilidad me hicieron entender la profunda relación que guarda nuestro sistema inmunológico con todo lo que ocurre en nuestro cuerpo. 

Por eso en el 2015 decidí adentrarme en la aventura de emigrar a España, en un intento de huir de la profunda crisis que existía y aún existe en Venezuela 🇻🇪 y de estudiar un máster en Inmunología en la Universidad de Granada en el cual enfoqué mi trabajo final en enfermedades autoinmunes, concretamente en la relación del lupus con la alimentación.

.

Esto me abrió puertas a realizar mis estudios de doctorado los cuales ya estoy culminando, con varios artículos científicos publicados y con suerte el año que viene habemus tesis.

Hoy en día, vivo en Granada, en donde trabajo con pacientes de forma presencial y online, realizo programas y talleres, estoy en la recta final de mi doctorado escribiendo  sobre nutrición y enfermedades autoinmunes, escribo para ustedes  y para colaboraciones, y aunque a veces siento que me voy a volver loca y mi intestino me pasa factura (también soy humana, te lo repito), me tomo mis pausas vuelvo a respirar y sigo adelante...


Amo cocinar y comer, hacer ejercicio, compartir la buena mesa, y debo confesar que tengo varios placeres como un buen vino con un buen queso, un buen café con un trozo de pan o un buen trozo de chocolate negro.

Mi motivación principal: sentir que de alguna forma contribuyo al bienestar del mundo.


Y que a lo mejor de todo es que todas las cosas que hago me hacen muy feliz  ...por cierto otra de las cosas que me define es que no se me da bien resumir, así que...

¡ Gracias por acompañarme  y sobre todo por leer hasta el final  !


No creo en las dietas, de hecho creo que no existe una “dieta” ni una fórmula adecuada para todos y tampoco creo que soy la más indicada en decirte cuál es la mejor para ti. Pero prometo ser una excelente acompañante para que la encuentres.


Sólo necesitas las herramientas correctas, tu cuerpo es tu mejor guía, la clave está en reconectarte con él.