©2019 por Nutrigaby. Nutricionista Gabriela Pocovi. Creada con Wix.com

Buscar
  • Gaby

Balanceando tus hormonas naturalmente ¿Es posible?


Más allá del uso de tratamientos hormonales y medicación existen alternativas naturales para tratar y corregir problemas como enfermedades tiroideas, el ovario poliquístico (SOP), síndrome premenstrual, miomas y fibromas uterinos, endometriosis y muchos otros desórdenes o trastornos hormonales que desgraciadamente afectan en su mayoría a nosotras las mujeres.



Todos guardan estrecha relación con la alimentación, el estilo de vida (estrés, sueño), la sobrecarga de toxinas y con deficiencias de micronutrientes (vitaminas y minerales).


Sin embargo, algunas veces es increíble que aun cuando tu alimentación es “saludable” y casi perfecta , tomas los suplementos adecuados y además tratas de no estresarte demasiado tu salud no mejora y los problemas hormonales aún persisten. En primer lugar, debes conocer que para autorregular tu sistema hormonal naturalmente necesitas otros factores: TIEMPO, CONSTANCIA Y ACTITUD POSITIVA.


La diferencia entre los tratamientos “alternativos” (alimentación, estilo de vida, evitar el estrés, suplementos y hierbas naturales) y los convencionales (tratamientos hormonales y fármacos) es que los primeros requieren de tiempo (no verás su efecto en días, sino en meses o años), de constancia (de hacerlo a diario) y de una actitud positiva (creer y confiar). Por eso si decides optar por esta opción, debes tener claro estos tres factores.


En segundo lugar, debes conocer que la relación que existe entre tu intestino y tus hormonas ¿suena extraño no?, pero en realidad es muy cierto. De hecho, en mi consulta, no paro de ver que las personas con hipotiroidismo, quistes ováricos e infertilidad suelen también sufrir concomitantemente de estreñimiento o diarrea, colon irritable, gases o distensión abdominal frecuente (abdomen inflado) e infecciones a repetición. Así que una vez más el intestino toma protagonismo...


Por ello, además de tratar la disfunción hormonal, hay que tratar la enfermedad intestinal, procurando restituir el ecosistema del intestino con bacterias buenas (probióticos) y darle los nutrientes necesarios para su correcta funcionalidad. En tu intestino reside la mayor parte de tu sistema inmunológico y este a su vez tiene comunicación con el resto de las mucosas (vaginal, urinaria, pulmonar, etc) y con el sistema endocrino y hormonal, he allí su gran relevancia y relación con todo lo que ocurre con tu cuerpo y tus hormonas.


Por eso, si tienes algún problema o desequilibrio hormonal y eres nuev@ en todo este mundo del intestino, te sugiero empezar por realizar mi Programa Sanando desde Adentro enfocado en tratar condiciones inflamatorias, hormonales y digestivas.


El poder de tus hormonas es extraordinario, estas afectan TODO tu cuerpo, desde tu peso, hasta tu estado de ánimo, tus niveles de energía, tu tendencia a la depresión, etc; en fin la lista es LARGA. Yo recuerdo como en mi etapa de pubertad subí casi 12 kg en dos meses cuando mi cuerpo se preparaba para su primera menstruación comiendo exactamente LO MISMO. Y, así mismo, ocurre en mujeres en etapa de menopausia, embarazo, etc. Esos son períodos con muchos CAMBIOS HORMONALES en tu cuerpo.


Lo cierto es que autorregular tus hormonas naturalmente es una realidad alcanzable incluso sin ningún tipo de medicación. Especial atención merecen algunos en casos de disfunción tiroidea (hipo/hipertiroidismo, hashimoto), en la que además del tratamiento sustitutivo hormonal deben emplearse alternativas naturales para garantizar un tratamiento integral. No siempre se puede dejar por completo la hormona tiroidea pero sí se puede lograr una disminución importante de la dosis y en muchos casos el no depender del tratamiento para toda la vida.


Mantente atento a mi próximas entradas donde te hablaré de los mejores suplementos para autorregular tu sistema endocrino, así como las modificaciones desde el punto de vista de alimentación y estilo de vida para poner esas hormonas EN SU SITIO.


Recuerda que es importante trabajar de la mano con un especialista debido a que cada caso es individualizado y distinto. Comparto información general basada en mis estudios y experiencias profesionales y personales pero con esto no pretendo tratarte ni indicarte un tratamiento.


¿Te ha gustado este artículo? Espero tus dudas y comentarios.

Con amor,


Gabriela Pocovi

192 vistas